Fluorescente vs. LED

Para la mayoría de personas siempre hay muchas dudas al momento de adquirir una “bombilla”. Si esta resulta muy amarilla/blanca, o de baja potencia. ¿Fluorescente o LED?

Si en los detalles del producto, éste indica tener entre 4000-5000°K la luz es fría. Si se encuentra entre 2000-3000°K, es muy cálida (amarillenta). Por lo tanto, si está en el rango intermedio, (3000-4000) es cálida.

Ahora, en cuanto a la “potencia” de luz, los watts no determinan cuanta intensidad luminosa brinda una bombilla. La verdadera unidad de medida se llama lúmen.

Una bombilla ideal, es aquella cual posee equilibrio en cuanto a intensidad y consumo (lúmens/watts).

Tomemos como ejemplo 2 productos; Uno LED y otro Fluorecente, ambos de 9 watts. La “bombilla” LED entrega 900 lúmens (100 aprox. por cada watt de consumo). En cambio, el fluorescente como mucho se acercara a los 850 (95 l/w).

No parece mucha diferencia. Pero si tenemos en cuenta la vida útil de cada uno, serían 50,000 horas  contra las 6,000 del  fluorescente. 730% más. Ganó el LED